Reglas para administrar sus finanzas personales


Las finanzas personales son aquellas que de forma ordenada y a tiempo resuelven los problemas del día a día, que van deteriorando su capacidad de ahorro o la oportunidad de obtener financiamientos adecuados.
Esta serie de problemas nos llevan a cometer errores en la administración de nuestro dinero, que van desde las decisiones mas simples como la selección de sus gastos de transporte hasta los compromisos más sensibles en nuestro ánimo como son las deudas acumuladas, originadas en el pasado por el uso de tarjetas de crédito, automóviles o hipotecas.

Para alcanzar finanzas personales sanas se debe de implementar un plan de crecimiento sólido en el largo plazo, donde se tiene que:
I) Aprender a concretar: ¿Cuántos de nosotros en verdad tomamos decisiones a tiempo? Operaciones financieras básicas como contratar el seguro del coche, pagar una tarjeta de crédito, invertir como se debe el dinero de la tarjeta de débito o pagar impuestos son decisiones que posponemos por falta de carácter y disciplina.
Con la finalidad de corregir este problema, se debe de definir fechas límites para realizar estas operaciones y respetarlas. La disciplina en pagos e inversiones son pilares de una administración ordenada y el inicio de un plan de finanzas personales exitoso.
II) Comprometerse a ahorrar: Algo que desde niños se ha aprendido, es que las matemáticas no se equivocan y con base en esto se puede asegurar que solo existen dos formas para poder ahorrar, la primera es gastar menos y pasar horas enteras seleccionando los gastos o aumentar cantidad a ahorro mediante el estudio y un mejor empleo. Un plan sólido de Finanzas personales es aquel que se basa en sólo gastar más en la medida que se gane más, invertir en nosotros mismos es una excelente decisión.
III) Erradicar tabús sociales: Si piensas que un identificador de bienestar o éxito es el precio de tu coche, el color de tus tarjetas de crédito, la marca de ropa o el tipo de teléfono celular, deberás estar consiente, que haz cometido un grave error para tener un proyecto de finanzas personales eficiente. Los costos asociados a estas opciones son altos, la pérdida de valor en el mercado de tu automóvil, los costos de tarjetas y sus tasas de interés variable, el alto costo de mantenerse a la moda o tener tecnología de punta en el bolsillo, aumentan de forma significativa el riesgo de tus finanzas personales y de tus ingresos futuros.
Mantenerse en los productos con precio y comisiones promedio de mercado, pocas tarjetas de crédito y teléfonos solo con aplicaciones útiles, es una buena manera de administrar este riesgo y darle viabilidad a un proyecto de finanzas personales de mediano plazo.
IV) El ahorro para el retiro: El ahorro de largo plazo es la decisión mas complicada que se nos presenta al momento de hacer un proyecto de finanzas personales, no importando que aquellos que han distraído entre el 5% y el 20% de sus ingresos a inversiones privadas de riesgo aceptable por 20 años, han podido retirarse antes de llegar a los 60 años.
Estas inversiones no son las relacionadas a los fondos patronales o gubernamentales para el retiro, son inversiones hechas por profesionales como empresas de seguros o bancos de inversiones que nos permiten tener mejores rendimientos con una administración de riesgo profesional.
Estos planes de retiro son fundamentales para un proyecto de finanzas personales que será de largo plazo.
V) Tener asesores financieros serios y con resultados estables: El dejarse envolver por el discurso de los asesores financieros es una regla a seguir, el éxito de ellos no radica en la marca de su ropa o en la universidad que estudiaron, en realidad, su éxito se basa en la cantidad de clientes con los que cuentan y su capacidad para generar rendimientos sostenidos para ellos, esto es, su capacidad para generar rendimientos ligeramente superiores al mercado. Un proyecto de finanzas personales siempre incluye la siguiente leyenda: la fábrica de ricos en los mercados, en estos tiempos de incertidumbre, ya está cerrada.
VI) Los sentimientos y las finanzas no son amigos: Algo que seguramente esta poco documentado pero existe un patrón muy constante, es que cuando los inversionistas tienen problemas personales, toman pésimas decisiones financieras.
Las personas que se están divorciando o terminando una relación, que han perdido familiares cercanos, aquellos que acaban de perder su empleo o se están acercando al retiro, suelen tomar decisiones de inversión muy arriesgadas, llenas de sentimientos pero sin un análisis serio de fondo, lo que en buena parte de los casos, se traduce en la perdida de una buena parte de su patrimonio.
La mejor recomendación que puedo realizar para poder llevar a cabo un buen plan de finanzas personales, es dejar de lado al dinero o sus rendimientos y no considerarlo como una prioridad, la salud, el concretar una familia, el recuperar amigos, poder tener una carrera profesional llena de satisfacciones y muchas sonrisas a toda hora, esas, si son una prioridad para vivir mejor y tener en la mente lista para definir un proyecto de finanzas personales.