Autosabotaje: cuando tú mismo te impides lograr tus metas... 

Recientemente me percaté que si yo fuera un pájaro, sería uno muy particular. Bueno, ni tan particular, más bien creo que formaría parte de una especie de la cual cada día habrían unos cientos más. Sería uno de esos que por su propia voluntad buscaría una jaula, iría, se metería en ella, buscaría un candado, se lo pondría y no conforme con cerrarlo le pasaría doble llave a la cerradura propia de la jaula.LEER MAS